Roly Serrano

Nació en Guachipas,​ un pueblito de unos 600 habitantes a 115 km al sur de la capital de la provincia de Salta. A los cinco meses fue abandonado por su madre (de apellido Rodríguez).​ Fue llevado a la ciudad de Salta, donde pasó una infancia difícil ya que entre los 7 y 13 años, vivió con unos tíos que lo maltrataban.

En 1968 (a los 13 años de edad) se escapó de esa casa, y pasó a vivir en la calle y en lugares de paso, donde varias personas lo ayudaron. Contó que nadie daba un peso por él, pero que gracias al arte actoral, comenzó a desarrollar una faceta que tenía escondida hace mucho. Su vida dio un vuelco cuando, haciéndose cargo de su vocación, se juntó con grupos artísticos y comenzó a estudiar teatro: «Cuando vivía en la calle pensaba que convertirme en actor era la posibilidad de ser otro, de transportarme. En la calle tenés que ser un camaleón y jugar con las personalidades porque eso te puede salvar la vida. Después descubrí que el juego actoral no es más que eso», afirmó en una entrevista.

Roly Serrano

Nació en Guachipas,​ un pueblito de unos 600 habitantes a 115 km al sur de la capital de la provincia de Salta. A los cinco meses fue abandonado por su madre (de apellido Rodríguez).​ Fue llevado a la ciudad de Salta, donde pasó una infancia difícil ya que entre los 7 y 13 años, vivió con unos tíos que lo maltrataban.

En 1968 (a los 13 años de edad) se escapó de esa casa, y pasó a vivir en la calle y en lugares de paso, donde varias personas lo ayudaron. Contó que nadie daba un peso por él, pero que gracias al arte actoral, comenzó a desarrollar una faceta que tenía escondida hace mucho. Su vida dio un vuelco cuando, haciéndose cargo de su vocación, se juntó con grupos artísticos y comenzó a estudiar teatro: «Cuando vivía en la calle pensaba que convertirme en actor era la posibilidad de ser otro, de transportarme. En la calle tenés que ser un camaleón y jugar con las personalidades porque eso te puede salvar la vida. Después descubrí que el juego actoral no es más que eso», afirmó en una entrevista.