Angel de Andres Lopez

Siendo niño apareció en televisión al lado de su tío, quien le transmitió la afición por la interpretación.

Se licenció en Derecho pero abandonó sus estudios posteriores para unirse al grupo Tábano.​ Sus años en el teatro independiente anticipan la llamada de Pedro Almodóvar para interpretar al marido de Carmen Maura en "¿Qué he hecho yo para merecer esto?" (1984) y un pequeño papel como policía en "Mujeres al borde de un ataque de nervios" (1988).

En el cine desarrolló una activa carrera, rodando a las órdenes de Jaime Chávarri ("Las cosas del querer"); Ricardo Franco ("¡Oh, cielos!"); Carlos Saura ("Taxi"); Pilar Miró ("El perro del hortelano" y "Tu nombre envenena mis sueños"); Gerardo Vera ("La Celestina"); Joaquín Oristrell ("¿De qué se ríen las mujeres?"); Álex de la Iglesia ("800 balas") y José Corbacho y Juan Cruz ("Tapas").

Su participación en series de televisión que cosechan éxitos de audiencia le reportaron una notable popularidad, fundamentalmente gracias a "Manos a la obra" y su secuela "Manolo y Benito Corporeision", encarnando a su personaje Manolo Jumilla Pandero, serie que le encumbró definitivamente a la fama.

Entre otras, participó también en "Platos rotos", "Lorca, muerte de un poeta", "Villarriba y Villabajo", "Diez en Ibiza", "Pelotas" y "Carlos, Rey Emperador", su último trabajo en televisión.

Angel de Andres Lopez

Siendo niño apareció en televisión al lado de su tío, quien le transmitió la afición por la interpretación.

Se licenció en Derecho pero abandonó sus estudios posteriores para unirse al grupo Tábano.​ Sus años en el teatro independiente anticipan la llamada de Pedro Almodóvar para interpretar al marido de Carmen Maura en "¿Qué he hecho yo para merecer esto?" (1984) y un pequeño papel como policía en "Mujeres al borde de un ataque de nervios" (1988).

En el cine desarrolló una activa carrera, rodando a las órdenes de Jaime Chávarri ("Las cosas del querer"); Ricardo Franco ("¡Oh, cielos!"); Carlos Saura ("Taxi"); Pilar Miró ("El perro del hortelano" y "Tu nombre envenena mis sueños"); Gerardo Vera ("La Celestina"); Joaquín Oristrell ("¿De qué se ríen las mujeres?"); Álex de la Iglesia ("800 balas") y José Corbacho y Juan Cruz ("Tapas").

Su participación en series de televisión que cosechan éxitos de audiencia le reportaron una notable popularidad, fundamentalmente gracias a "Manos a la obra" y su secuela "Manolo y Benito Corporeision", encarnando a su personaje Manolo Jumilla Pandero, serie que le encumbró definitivamente a la fama.

Entre otras, participó también en "Platos rotos", "Lorca, muerte de un poeta", "Villarriba y Villabajo", "Diez en Ibiza", "Pelotas" y "Carlos, Rey Emperador", su último trabajo en televisión.